Es la más bonita y punto. De Santo Domingo de la Calzada a Burgos – #dia4

3 etapas: 72km
A 493km de Santiago de Compostela

santo_domingo_burgos

En las mañanas desayuno de campeones. Los camareros siempre se sorprendían con que pidiera un crossaint con café después de media barra de pan con tomate y zumo de naranja natural. Conocí a un americano que venía solo a hacer el Camino. Con lo grande que es Estados Unidos, ¿no tendrá una ruta? The way of Zion, yo que sé. Gracioso que vengan de tan lejos, australianos, americanos, coreanos, mejicanos, brasileños… y los españoles que lo tienen aquí tan cerquita y no lo hacen.

En el 4º día me dolía mucho el culo. ¿Para qué os voy a engañar? Cada bajada aprovechaba para ponerme de lado. El antebrazo dolía de las trepidaciones, las piernas estaban un poco pesadas y el camino de barro me daba miedo, pero nada más entrar en él mirad que regalo:ovejas_camino_De_santiago

Estaba tan encantada con las ovejas que el pastor me habló.

-¿Cuántas ovejas crees que hay aquí? – no tenía ni idea, eran tantas…
-No sé
– Di un numero, hombre!
Y me acordé de las flores del Principito… 4 mil, 5 mil… aunque eran solo centenas. Ante mi silencio se adelantó a decir:
–       432 ovejas.
Y como seguí en silencio
–       Muy duro el Camino en bici, no?
–       No, duro es esto.
–       Sí, es muy esclavo. Todos los días con ellas y el Camino es un capricho.
–       Claro.

Y pensé que después del Camino volvería a mis ovejas… las mías no dicen béééééééé, pero dicen Premium con la misma facilidad.

Fue el primer día que crucé con varias bicis. Un grupo de italianos que eran muy italianos, no sé si me explico, y una austriaca: Heide. Un personaje que marcó mi camino y mi forma de ver los contratiempos. Pero eso fue más adelante.

Encontré un mar de girasoles… los girasoles son tan bonitos…

girasoles_camino_de_santiago

Hice estas etapas casi todas por barro y en Villafranca de la Oca ya estaba muy cansada. Decidí parar a tomar una tapa en una terraza casi vacía. Casi, porque había un hombre, que hizo un par de preguntas de lejos y luego pidió permiso para sentar en mi mesa. Él hacía el camino corriendo. 40km diarios, corriendo. Sabes, ahí me di cuenta, no estoy tan chalada.

De ahí al siguiente pueblo había unas subidas así:

cuestas_caminodesantiago

Tuve que empujar tantísimo tiempo que no me quedó otra que cantar las canciones infantiles que sabía de memoria. Mamá… esta es para ti:

Estaba a velha em seu lugar, veio a mosca lhe fazer mal, a mosca na velha e a velha a fiar.
Estava a mosca em seu lugar, veio a aranha lhe fazer mal a aranha na mosca, a mosca na velha e a velha a fiar
Estava…

Era un sin fin. Yo quería dormir ahí, behind the musgo.

musgo_camino_de_santiago

Después el de arriba me recompensó con una bajada tan impresionante y tan llena de piedras que achiné los ojos y dejé que el viento deformara mi boca. ¡A toda hostia!

Llego al siguiente pueblo San Juan de Ortega, y ahí estaban los italianos y la austriaca. Hablé un poco más con ella. Me preguntó por qué lo hacía el Camino y se quedó muy pequeñito cuando me dijo que lo hacía porque tenía cáncer.

Ellos decidieron quedarse ahí y yo seguir hacía Burgos. Una recompensa me esperaba a Santiago, tenía que llegar en la fecha estimada.

Llegué destrozada y casi me emociono cuando vi la Catedral de Burgos. Digan lo que digan, hacía 11 años que no la veía, pero tenía clavada en mi memoria cada detalle. Es preciosa, linda, maravillosa… la más bonita de España y punto.

burgos_caminodesantiago catedral_burgos_camino_santiago catedral_burgos_camino_santiago2

Dale una vuelta a tu destino:

El albergue municipal de Burgos está subiendo las escaleras de la catedral. Sí. Lo que acabáis de leer. Estuve 30 minutos intentando dar la vuelta a la catedral. Se lo pregunté a 25 personas, pero no había manera. Con la ropa llena de polvo, las piernas cansadas y una bici IMPOSIBLE de levantar, me rendí y quité las alforjas para subirla por partes. Dos chicas me ayudaron. ¡Gracias!

El albergue es nuevo y ENORME. Mucha gente empieza el camino de aquí. Mi cama era la última del último piso. Algo me dice que fui la última en hacer el check in. Es que soy una chica de suerte. 😉

Anuncios