Caminar con los pies descalzos – De Puente de la Reina a Torres del Río #dia2

2 etapas: 51km
A 637km de Santiago de Compostela

puente de la Reina _ torres del rio

Miras el gráfico este y ni parece que desayunas unas cuestas que no veas. ¿Veis el pico este entre el Km 0 y el 13? pues habrá sido el pico que me mató. Tuve que empujar muchas veces. La gente que iba andando me pasaba y me intentaba animar, uno hasta me ayudó a subir una cuesta… no poder subirlas da una sensación de fracaso. Incluso me irrité un poco.

Había un chico que iba descalzo. Quise preguntarle por qué. Pero no me atreví. Días después he visto otras personas descalzas. Uno iba por la línea blanca del asfalto de lo caliente que estaría. Yo eso no lo entiendo… le miraba los pies y pensaba qué hacía yo allí y por qué había elegido “gastar” mis vacaciones en sufrir.

descalzo_camino_de_santiago

Entre los mini pueblos que pasé, Lorca tiene un encanto especial. Conocí a un chico que iba solo y venía de Australia exclusivamente para hacer el Camino, pero iba andando, así que yo solo le acompañé un rato. Fue mi salvador en unas escaleras.

lorca_navarra_camino_ de_santiago

Hasta que llegué a Estella. Y ahí olvidé las cuestas. ¡Qué bonito!

puente_estella_camino_de_santiago

monumento_Estella catedral_estella

Me busqué un compi muy majo para comer por aquí

perro_compi

De camino a Torres del Río. Hay una fuente de vino y puedes tomar lo que quieras. Está vigilada por cámaras para que no te pases, pero me pareció un detallazo. 😉

bodegas_irache_caminode_Santiago

El sol pegaba fuerte, yo me sentía cansada. Aunque me acompañaban estas vistas.

paisaje_camino_de_santiago

Paré en la escalera de un garaje en medio de la nada. No tenía ni idea de cuanto me quedaba pero ya estaba decidida a quedarme en el primer pueblo. Pongo el destino en Google Maps y me alegro de saber, solo quedaba 1km! Uhuuuuuuuuuuuuuuuu!!

piscina_torres_del_rioTorres del Río, es un pueblo pequeño, 4 casas, 2 restaurantes y 1 albergue que no es municipal, pero tenía una piscina. Mis piernas-de-pez la estaban deseando. Nada más hacer el check in, me tiré dentro. Agua fría para las piernas, solete para el cuerpo, cervecita fría y una nueva amiga. Estuvimos de cháchara toda la tarde, cenamos juntas y filosofamos sobre los motivos del Camino. ¡Ojalá estuviera en bici!

Dale una vuelta a tu destino:

Siempre que sea posible, piscina o río, es renovador. El Albergue Pata de Oca costaba 10€. Solo merece la pena por la piscina. 🙂 Tiene armario con enchufes. Aproveché para cargar las cámaras y el móvil.

Anuncios