Alto del Perdón y todos mis pecados – De Roncesvalles a Puente de la Reina #dia1

3 etapas: 66km
A 688km de Santiago de Compostela

roncesvalles_puente de la reina

Creo que fui la primera en levantarme y la última en salir. Es como bucear o hacer snowboard. Es aparatoso. Hacer la “maleta” otra vez, casco, guantes, gafas, la GoPro preparada… llegas abajo y te das cuenta de que está lloviendo. Las fundas impermeables en el fondo de la segunda alforja, como siempre. Esto es matemático, cada vez que buscas algo nunca está en la primera alforja que abres. No vale hacer con que vas abrir una y decidirte por la otra (lo he probado), porque da igual. Siempre, pero SIEMPRE va estar en la segunda. Una vez lo asumes hasta te hace gracia. 🙂

Y volviendo al tema, cuando empecé a pedalear me di cuenta de que el cuenta-km no iba. Paré un montón de veces, monté y desmonté el miserable… ¡Con la ilusión que me haría ver los km que hacía, ahí iba el cabrón en 0! Encontré a 4 borrachos en una mesa de un pueblo perdido que seguían de fiesta de la noche anterior y pensé que era perfecto. Help, please! Un electricista y un relojero con sus respectivos purros – los borrachos nunca desisten – han estado más de media hora, pero me han arreglado el sensor.

roncesvalles_zuribi_camino_santiago

Entre Roncesvalles y Zuribi descubrí el camino de barro con piedras gordas. Subir imposible, había que empujar la bici + 12 kg de alforjas que se portan como un burro terco. Y también bajar… hacerlo despacio imposible, lo mejor era gritar e ir muy atenta a las piedras rezando para no fallar y volar con la bici. Un breve calculo de km/h y te das cuenta que el Camino no tiene nada que ver con la carretera y que la bici sin peso no se parece en nada a la cargada. Un mini fallo no haber probado estas dos cosas antes de salir, pero uno aprende sobre la marcha.

A los amigos que me ven una tipa muy fuerte y que han pensado que podría hacer hasta 100km en un día por un camino de cabras lleno de piedras y con alforjas, quería deciros que también os quiero.

etapa1_camino_santiago

De Zuribi a Pamplona es prácticamente todo bajada y llegué ahí fresca para seguir otra etapa hasta Puente de la Reina.  Lo que yo no contaba, era con este pico, Alto del Perdón. Menos mal que había decidido ir este último tramo por carretera. Y cuando empecé a subir y a subir y a subir, por fin consulté el mapa. Aquí es cuando aprendes que cuando estás subiendo una cuesta y al final viene una curva, puedes estar segura de que sigue subiendo. Un calor matador, alguna confesión a Rupi, empujar un poco, pedalear otro mucho… ni una mínima sombra para esconderse. Tuve claro que cuando terminé de subirla había pagado todos mis pecados.

camino_molinos_santiago molinos_etapa1

Puente de la Reina es un pueblo pequeño y hermoso. El albergue está en la puerta de la ciudad y me recibió un señor renfunfuñando que cambió de actitud cuando le dije que tenía la letra bonita. A veces, y solo a veces, es hermoso contestar una bordería con una delicadeza.

puente_de_la_reina

Justo delante una iglesia pequeña que daba la misa del peregrino y la gente cantaba en francés, en inglés… cada uno en su idioma. Nos ofrecieron lavar los pies de otro peregrino como hizo Jesus a sus discípulos.

puente_de_la_reina_camino

Dale una vuelta a tu destino:

Albergue Municipal de Puente de la Reina – entre quedarse en Pamplona o Puente de la Reina yo elegiría el 2º, apesar de que el albergue era pequeño, muchas camas por habitación y el baño compartido entre hombres y mujeres. Los pueblos pequeñitos son más acogedores, localizas los demás peregrinos, es más fácil de charlar un poco, encontrar un sitio para cenar sin dar mil vueltas y tomar tu primera cerveza a tu propia salud.

Anuncios