Mirando a Cuenca

A 168km de Madrid

De donde surgió esta expresión, no tengo ni idea, pero han elegido un sitio muy bonito para dejarlo a uno mirando. ¿Sabéis que hay una aplicación que funciona como una brújula y apunta Cuenca estés donde estés? A un amigo le hizo tanta gracia que se le saltaban las lágrimas. La gente tiene una imaginación alucinante… bueno a lo que iba, Cuenca es preciosa.

El río Jucar, tiene un color verde chillón, parece artificial.

jucar_cuenca

La descubrí en las fotos de un amigo, sus fotos no tenían nada que ver con la realidad, es MUCHÍSIMO más bonito. En Cuenca hay actividades para todos los gustos: piragüismo, barranquismo (descenso de cañones, con y sin rapel), quad, paseos a caballo, ala delta… y nos pareció poco, así que llevamos también la bici. 🙂

¿Habéis leído “llevamoSSS”? Pues sí y en este plural estaba un hombre, porque si montar todo el tinglado sola en Picos de Europa ya me había costado, imaginaros montar la baca con 3 bicis en el bólido. Dios mio, tardamos una eternidad, y nos daba miedo de que se cayera, pero bueno, las atamos lo mejor que pudimos y fuimos despacito, por si acaso.

camping_bicis_cuenca

El Camping estaba a 10km de la ciudad, perfecto para ir y volver en bici y tomar nuestras cervecitas. Montamos todo rapidito, preparamos mochilas y fuimos para allá. El carril bici es muy ancho y el camino bastante plano, va bordeando el río.

carril_bici_cuenca

Pero lo duro empezó cuando llegamos a la ciudad. Que está “colgada” en un monte. No teníamos más elección que empujar la bici arriba del todo.

cuenca_casas

En la plaza mayor, tuvimos nuestra recompensa: la belleza de la fachada de la catedral y las cervezas heladas.

catedral_cuenca

UN mini CONTRATIEMPO – siempre los hay, ¿verdad?

Bajar la ciudad fue una gozada, hasta llegar al carril bici que no tenía ni una sola farola encendida. Yo pensaba que había olvidado la linterna en el camping y ella estuvo riéndose de mí todo el rato, escondida en mi mochila.

Entre los cañones no se veía ni un palmo delante de la nariz. Las estrellas llenaban el cielo, la felicidad de nuestros corazones y las cervezas tonteaban con nuestra razón, con todo este romanticismo, por mirar las estrellas a mi amiga se le fue la bici y cayó haciéndose mucho daño en una muñeca. Yo, a toda leche, me comí una curva y volé por encima de un guardarraíl. Jajajaja, la bici se quedó de pie en el otro lado como si nada, jajajajaja… me acuerdo y me entra la risa. Un palmo de moratón para mi nueva colección ciclista.

Con la muñeca mala los 9 km que quedaban se hicieron eternos y ni la media luna bonita le hizo gracia. Moral: la p. linterna, es fundamental.

Dale una vuelta a tu destino:

El Camping Caravaning nos encantó, es muy arborizado, con mucha sombra, el césped bonito y cuidado. La piscina era mediana y estaba plagada de niños – más fría que el río.

camping_caravaning

Los baños muy limpios y amplios, hay que llevar papel higiénico 😉

Otra pareja de amigos se han hospedado en una cabaña, son bonitas, cómodas, pero tienes que llevar sábanas, toallas y papel higiénico. El precio les pareció un poco salado.

El desayuno no estaba mal, pero con zumo de naranja nos pareció un pelín caro.

Anuncios