Raquetas de nieve – Navacerrada – MADRID

Finalmente. Llevaba un montón con ganas de hacer una ruta por la nieve y tenía un fin de semana sin planes, así que busqué una rutilla por Navacerrada por Internet, invité un amigo de los buenos y el viernes ya tenía todo preparado.

ropa_snowboarding

Lo bueno es que estuve toda la semana feliz, esperando para madrugar el sábado… ¡qué maravilla madrugar para planes de este tipo!
Ya me habían avisado que suele haber caravana para subir y para bajar, que haría viento y que estaría nevando. Efectivamente. Todo era cierto.

navacerrada_madrid_nieve

Nevó, no había mucha visibilidad y hacía un viento de pelar, de estos que te apresuras en cerrar la puerta del coche y aun así entra medio quilo de nieve en forma de remolino como en las pelis navideñas.
Por cierto, era la primera vez del bólido sobre nieve. Se portó estupendamente.

navacerrada_nieve

Nos retrazamos para llegar, el tráfico, el GPS que marcaba para abajo y era para arriba, no encontrábamos parking… al final aparcamos un poco más lejos.

Nos unimos al grupo para empezar la ruta. Haríamos una ruta circular, empezando por el camino de Schmid, subiendo lo que nos dejara el viento por los 7 picos y vuelta a la estación. Había bastante nieve por lo que no estoy segura de que el camino estaba del todo marcado.

camino_schmid

El guía nos contó que este valle lo bautizó un austriaco: Eduardo Schmid

La historia de los pioneros del montañismo madrileño es apasionante. A comienzos del siglo XX estos aventureros abrieron un camino que ha sido utilizado por miles de excursionistas: la senda Schmid (…). En aquella época llegar a Navacerrada desde Madrid era casi una aventura ya que el ferrocarril de montaña no se puso en funcionamiento casi hasta los años treinta. Al austríaco Eduardo Schmid, socio número 13 de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara, se debe el trazado de la ruta que lleva su nombre. En 1926 Schmid señalizó la senda que une el Puerto de Navacerrada con el Albergue de dicha Sociedad en el Valle de la Fuenfría. Se trata de una ruta clásica del montañismo por la sierra de Guadarrama que transcurre bajo los frondosos pinares de Valsaín, en la vertiente norte, y los de Cercedilla, en la sur, conformando una de las masas forestales mejor conservadas de pino silvestre del Sistema Central.

Fuente RENFE

Puede que en días más claros la ruta fuera más bonita, pero yo estaba encantanda con el paisaje, aunque no pude sacar muchas fotos. Cada vez que quitaba el guante se me congelaban las puntas de los dedos al segundo y el alma al minuto; sin contar que el viento y la nieve mojaban Matildami cámara – y ella odia tanto el agua cuanto Juma (la gata).

paisaje_navacerrada

Os prometo que el camino es precioso, mira este árbol, ¡tiene más de 400 años!

arbol_400_sierra_madrid

También cruzamos un río:

ruta_raqueta_de_nieve rio_camino_schmid

Nos “abrigamos” detrás de una piedra gigante para el chocolate caliente. ¡QUÉ BIEN SIENTA! El mejor chocolate caliente del mundo mundial. Ya ves, ni foto… lo quería sujetar con las dos manitas todo el rato y es lo que hice. Aprovechamos para charlar con una chica veterinaria que iba sola (¿ves? no soy la única) y una pareja majísima que nos contó de viajes por cerca de Girona… quien sabe este verano…

RAQUETAS DE NIEVE

Andar con raquetas es muy fácil, cualquiera puede hacerlo aunque algunos caian en las bajadas y otros se quedaban atras en la subida, en general el guía lo hace a ritmo lento y puedes acompañar aunque no tengas nada de experiencia.

raqueta_nieve

Fuente_Imagen

  • Atas la bota de montaña a la raqueta y el peldaño queda suelto por la parte trasera
  • para BAJAR: hay algunas marcas que permiten fijar el talón (sistema de bloqueo). Si utiliza solamente en bajadas muy verticales
  • para SUBIR: puedes levantar una palanca (alza) que te deja más o menos de puntillas y ayuda mucho en las subidas.

raquetas_de_nieve

Tienen unos dientes de metal enormes y se fija muy bien en la nieve, por lo que puedes subir casi en vertical sin problemas, aunque nada te quita el esfuerzo que tienes que hacer para subir tu propio peso, claro. Es más fácil que si estuvieras con zapatillas en el barro. Los palos, van al contrario de los pasos.

Dale una vuelta a tu destino:

Si hay nieve en la montaña, puedes estar seguro: hay tráfico.

Para hacer raquetas de nieve puedes alquilar o comprar una. Si no vas a dar mucho uso son bastante carillas.

ROPA

Es imprescindible ropa de nieve impermeable, botas de montaña, guantes, gorro y ropa térmica por debajo. Los que no van preparados pasan mucho frío y transforman la ruta en un infierno. De hecho, creo que en el infierno hace frío. 😛

RUTA GUIADA

Entre las ofertas que encontré, Amadabla Aventura ofrecía a más atractiva. 25€ que incluyan:

  •  Alquiler de raquetas
  •  Guía
  •  5h de ruta ( que gracias al retrazo y el mal tiempo que hacía solo duró 3h),
  •  Sándwich, agua y chocolate caliente.

También dan clases de montañismo, alpinismo, hacen barranquismo… echad un vistazo a la web si os interesa.

EL COCHE

Llenad el depósito, no sabes cuanto tiempo estarás atascado. Nos hizo falta tener la calefacción a tope. A la vuelta cuando llegamos al aparcamiento el bólido estaba completamiento cubierto por una capa de 1cm de hielo que tuvimos que raspar con el guante! ¡De los retrovisores no pudimos quitarlo hasta bajar la montaña por completo! – casi mejor llevar un cacharro para raspar, eh?

Anuncios