CASABLANCA – Marruecos

“If that plane leaves the ground and you’re not with him, you’ll regret it. Maybe not today. Maybe not tomorrow, but soon and for the rest of your life.”

Casablanca

casablanca_musulmanas

Casablanca, el nombre es romántico, repítelo. ¿Ves como la lengua sube al paladar y vuelve a bajar estallando abajo? Un café de madera, velas en lámparas árabes, pipa y ropa de los años 20. Era la foto que yo tenía de Casablanca. Espera. Ca-sa-blan-ca…  la película un clásico, aunque no mi favorita.

Pero la gente tiene afán por borrar mis sueños, me han dicho que era occidental, que era como Europa, que era fea, que no había nada que ver y encima Loleny Planet hizo el favor de contarme que la película no estaba rodada en Casablanca. ¿Cómo pueden hacer esto con los sueños ajenos?

Dudamos bastante en como hacer para volver de Fez a Marrakesh, pero finalmente decidimos pillar el tren, bajar en Casablanca y volver a cogerlo hasta Marrakesh. Tenían razón. Era fea, sucia, con muchos coches, pero ni siquiera es justo que lo diga. Estuvimos tan solo 4 horas. Fuimos a visitar una de las pocas mezquitas del país que permite visitas no musulmanas.

No nos arrepentimos. Es fantástica. La visita es obligatoriamente guiada, nos tocó un guía muy simpático.

casablanca_marruecos_mezquita2

Es una construcción moderna, que seguramente ha costado muchos millones. Está dentro del mar porque el trono de Alá se eleva en el mar: “el trono de Dios se elevará sobre el agua“.

casablanca_marruecos_mezquita5

casablanca_marruecos_mezquita7

Su techo abre hasta 500 metros para que entre la luz. Las enormes lámparas bajan por mando a distancia para que puedan limpiarlas.casablanca_marruecos_mezquita4

Cuenta con miles de micrófonos perfectamente escondidos en la decoración y sin embargo tiene un púlpito enano, nos explica el guía que en el Islam, lo importante el oír y no ver. Pero cuesta un poco creerlo por la magnitud del lugar y la riqueza de detalles.

casablanca_marruecos_mezquita6

Pero lo más interesante de todo es que la mezquita guarda elementos de todas las religiones.

En las puertas el símbolo de Santiago.

casablanca_marruecos_mezquita8

La parte reservada a las mujeres están en una parte superior como las sinagogas judías (en las demás mezquitas la mujer también tiene un área reservado, pero en la misma altura a la de los hombres).

Las más de 40 fuentes tiene forma de flor. Pero no de cualquier flor, sino de la flor de loto. Símbolo de budismo.

casablanca_marruecos_mezquita9

En la última planta está el hammam (y no, no se parece en nada al que hemos estado), pero no es para uso.

casablanca_marruecos_hammam

Sin duda ha merecido la pena la visita. La vuelta ya no nos quedaba mucho dinero así que mi metro y medio de amiga resolvió ponerse chunga con los taxistas. Le decían 50 Dihans y ella que ni de coña. Se enfadaba, cerraba la puerta del coche. Ellos esperaban, daban marcha atrás bajaban el precio, pero ella imperiosa y con cara de pocos amigos repetía que 20. Al último le hizo mucha gracia su enfado, sonreía divertido con el juego, ya llevaba un pasajero, pero no parecía tener prisa. Finalmente me convenció a mí que fuera por 25. Se quedó encantado con que fuera de Brasil y citó una lista de jugadores de fútbol tan larga que a algunos nunca había oído hablar. Pilló otro pasajero por el camino que se unió al juego y nos dejó en la estación de tren.

Bajar en Marrakesh fue casi como volver a casa. 🙂

Dale una vuelta a tu destino:

La visita cuesta 120 Dirhans, más o menos, 11€ e incluye el guía. Por cierto, nos ha tocado uno estupendo. Hay horas fijadas para la visita, 9, 10 y 14 horas, por ahora, pero los marroquís cambian todo con mucha facilidad, así que no está demás informarse durante el viaje.

Anuncios