Budapest – HUNGRÍA

Budapest a 346km de Zagreb
Y a 2528km de Madrid
Idioma: húngaro
Moneda:florines, 270 florines = 1€

Zagreb está principalmente conectada con Viena y Budapest. Son los destinos más frecuentes y más baratos, decidí partir a Budapest por la mañana. El tren no tiene asientos marcados, por lo que conviene llegar pronto. Compartí cabina con dos chicas croatas, que hablaban inglés perfectamente y una de ellas también hablaba castellano. Nos contamos la vida en 5 horas de viaje que se hizo hasta corto. Conocer gente por el camino es una de las cosas más placenteras de viajar y además ahora nuestro amigo Facebook, hace la tarea de mantener el contacto mucho más fácil.

Hungría hace parte de la Unión Europea, sin embargo todavía no ha cambiado la moneda, aquí están vigentes los florines. La estación de tren que bajé no tenía muy buena pinta, pero cuando pisé las calles de Budapest me quedé boquiabierta. No esperaba que fuera así de bonita.

Me está costando horrores elegir las fotos de este post. Aquí llené la tarjeta, usé otra, se me acabó la batería y no cansé de sacar fotos y más fotos… es que si a tu compañero de viaje le gusta la fotografía, estáis perdidos. Fue una auténtica delicia compararlas y discutir sobre Canon y Nikon una y otra vez. Aquí tengo las mejores fotos de mi misma de todo el viaje.

Sabes? es impresionante como la gente tiene la capacidad de sacar fotos desenfocadas en el modo automático. Tú, con toda la ilusión del mundo, pides a uno que pasa por ahí que te saque con un monumento. No es muy difícil, solo tienes que apretar aquí, mira. La persona la coge, te pregunta otra vez donde es el botón, tú le confirmas, va hacia adelante, dos pasos hacia atrás, mira la pantalla, no, por el visor,  te saca con la sonrisa amarilla de tanto esperar, desenfocada, dios sabes como y el monumento cortado. También están los majos y les dan por arrodillarse, sacando más cielo que monumento y tu bonita cara con 10 kilos más. Vale, ya dejo de protestar de la buena voluntad, pero cada vez estoy más de acuerdo con que el trípode es el mejor amigo del hombre después del perro.

Otra cosa que ayudó a mejores fotos es que tuvimos la suerte de que solo nos diluvió por las noches (¿como me iba a abandonar?). Durante el día nos hizo casi 40º y confirmó las expectativas de que en Europa, en verano, hace calor (ni caso, broma interna).

Los edificios son preciosos, el río Danubio separa Buda y Pest y puentes hermosas las conectan. Es bello a todas horas, pero no perdáis el paseo nocturno en barco. Es cortito (dura cerca de 45min), te lleva de un lado a otro, sirven algún aperitivo, bebida y si quieres incluso puedes cenar. Decidimos no cenar para sacar fotos, pero en realidad puedes hacer las dos cosas, ya que va de un lado a otro.

El parlamento impresiona. No llegamos a visitarlo por dentro porque hay que pedir cita, pero por fuera me ha enamorado. Es mi preferido. Por la noche unas cosas raras que vuelan a su alrededor. Me atrevería a decir que son murciélagos prehistóricos. Dios mío!

Dale una vuelta a tu destino:

Kalvin Hotel – habitación muy grande, terraza, un baño solo para nosotros y un buen desayuno. Agradable y céntrico.

Paseo por el Danubio: 13€ sin cena, incluye dos bebidas. Hay miles de barcos que lo hacen. Solo hace falta acercarse a la orilla y preguntar.

Anuncios