CAFE CINEMA – Berlín, Alemania

Nos despertamos un poco perrunos. De estos días que haces todo en slow motion? Pues eso. Cogimos la bici, pero hacía un día perruno. Como nosotros.

Image

Esperamos el diluvio pasar, mientras comíamos una salchicha muy-muy rica con zumo de manzana. Sabes, Berlín esta rodeada de manzanos. Y tienen que estar muy verdecitos, porque… ¡joer con la lluvia!

Image

Teníamos la intención de ir al Pergamon Museum, no sin tomar un café antes. Entramos en uno feo, al lado de un Starbucks. Se llamaba Cinema Café. Y me gustó mucho. Saqué la libreta, pedí el segundo café y me olvidé un poco del tiempo. Por la ventana descubrimos un rincón, lleno de graffitis, recortes, esculturas modernas, tiendas de comic y más cafés. 🙂

ImageImage

Image

Image

Finalmente cruzamos a la isla de los museos, pero demasiado tarde para visitarlos. Teníamos que ir a toda leche a devolver las bicis y buscar nuestro próximo destino, ¿y si nos vamos a Praga?

Dale una vuelta en tu destino

Me ha dado mucha pena no ver el Pergamon Museun, nos lo recomendaron TO-DOS y era la primera página de la guía. Pero hay que tomar el Interrail (sin billete), como una pincelada por la ciudades que pasas. Probar un trocito y tener ganas de volver.

No os he hablado de albergues/hostales porque nos alojamos en casa de amigas de mi amigo. Alemanas encantadoras y sobretodo muy especiales. Todas estaban relacionadas de alguna forma con Sudamérica a través de voluntariado o del trato con niños adoptados que estaban interesados en conocer sus raíces y aprender el idioma de sus padres biológicos. Hablar con ellas me hizo recordar que quise y quiero ser voluntaria.

El Cinema Café está aquí

Anuncios