Perdida in the forest – Frankfurt

Pregunto en recepción donde puedo alquilar una bici. Me explica con el mapa y dice “all you need it´s a credit card” #lamadrequeme… pero tarjeta de crédito hasta pá alquilar una bici? Efectivamente. ¿Todavía pensáis en viajar sin una?

Bueeeeeeeeeeno, pero hay una dentro de la forest que no la pide. ¿A ver? No estaba en el mapa turístico, pero había que coger un autobús a un sitio muy verde con un camino en el medio que debería ir hacia delante haaaaaaaaaaaaaaaaaaasta que encontrara una curva a la derecha.

Y dale, espero en la parada de bus, rezando para estar del lado correcto, enseño al conductor las palabrotas que tenía apuntadas en el mapa y asiente.  No estaba tan lejos pero de repente la ciudad desapareció y los edificios fueron sustituidos por árboles rascacielos. WOW!

Image

Pregunto a una señora que pasea con su perro y me contesta en alemán. Hum-hum, sigo las señales de su mano atentamente hasta que me pregunta qué idiomas hablo (no sé como lo entendí) “HOMBREEEE, haberlo dicho antes!” una madrileña, en la selva de Frankfurt!

Image

Pues el parque-bosque es muy mono, casitas con jardín a un lado y árboles gigantes al otro.

Image

Llegué a la caseta de alquiler de bicis, pero estaba más que cerrada. Murfy se coló en tu mochila, me comentó una amiga.

Media vuelta: volver! Pero en el camino encontré mi recompensa. Un café acompañado de libreta y boli. Tengo que leer Goethe, lo apunto en la lista.

Image

Image

Dale una vuelta a tu destino:

Frankfurter Stadtwald el bosque más grande que hay dentro de una ciudad en Alemania.

Anuncios