Goethe – Frankfurt

“(…) mi corazón, mi único orgullo, fuente sin igual de todas mis fuerzas, de toda dicha y de toda desventura. Ay, lo que sé lo puede saber cualquiera, pero mi corazón sólo me pertenece a mí”

Quien diría que entre los precursores del Romanticismo estuviera un alemán, ¿verdad? La novela más conocida de Goethe, Las desventuras del joven Werther pertenece al movimiento literario Sturm und Drang (tempestad e ímpetu – me gusta este nombre) que negaba el racionalismo de la ilustración neoclásica y precedió el conocido y adorado: Romanticismo.

El libro cuenta la historia de un joven que se enamora de una chica prometida y acaba por suicidarse. El impacto cultural de esta obra fue tal que causó la llamada Werther-Fieber (fiebre) provocando el suicidio de cerca de 2 mil lectores!

Image

“Que el que quiera el bien, empiece por ser bueno. El que desea la alegria modere su sangre, el que busca buen vino, pise racimos maduros, el que quiera ver milagros que fortifique su fe.” – Fausto

Pero su obra más célebre sin duda fue Fausto, un hombre sabio insatisfecho por la limitación de su conocimiento e incapaz de ser feliz que hace un pacto con el diablo: este hará todo lo que Fausto quiera mientras esté en la tierra, y a cambio Fausto le servirá en la otra vida. El trato incluye que, si durante el tiempo que el demonio sirve a Fausto este queda complacido tanto con algo que aquel le dé, al punto de querer prolongar ese momento eternamente, Fausto morirá en ese instante.

Sus versos están basados en obras anteriores sobre este personaje. Parece ser que Fausto existió y andaba acompañado de dos perros que cuenta las leyendas que eran el diablo.

Image

En Frankfurt, puedes pasear por su aristocrática casa, su cocina, sus salones, la biblioteca y su habitación. Tiene una decoración muy especial. La visita también incluye un museo con pinturas de la familia. Es lo más visitado de la ciudad y de verdad merece la pena.

Image

Image

Image

Johann Wolfgang von Goethe

Image

Dale una vuelta a tu destino:

Goethe Haus – 7€ – La visita incluye la casa y el museo de las pinturas de la familia. En la entrada había una exposición temporal de dibujos infantiles, ¡pero todo en alemán!

Anuncios