HOCES DEL DURATÓN – Segovia

RIAZA
Parque Natural Hoces del Duratón
144km de Madrid.

Estaba cotilleando el Facebook de un amigo de un amigo porque tenía fotos bonitas y de repente veo una impresionante, ponía “hoces del Duratón”. Señor Google me ayudó a encontrar donde estaba este parque natural maravilloso: ¡en la provincia de Segovia, a menos de 2 horas de Madrid!

Yo tenía que elegir un sitio bonito para hacer un trabajo sobre Botánica y después de una cuantos enlaces, concluí que era el lugar ideal.

Era finales de Noviembre y aun así decidimos acampar. Tienda, sacos de dormir, ropa térmica, bicis, linternas, gorritos, guantes, lámpara, bocadillos, fruta, zumos y mucha ilusión.

Tardamos en decidir si el camping de Duratón o el de Riaza y acabamos por decantarnos por el segundo gracias a las recomendaciones de los foros. No nos arrepentimos. El camping estaba casi desierto, pero nos han tratado muy bien. Nada más llegar, montamos nuestra tienda, nos abrigamos muy bien y fuimos al pueblo en bici. Está muy cerca, pero como hay un tramo en carretera nos pusimos los chalecos reflectantes y fuimos a comer embutidos y beber vino tinto para calentar el alma.

Dormir no ha sido un fácil, hacia un frío que pelaba y pronto la tienda estaba cubierta por una fina capa de hielo

Image

Nos despertamos muy pronto y pusimos mano a la obra. Una neblina acojonante, no se veía un palmo delante.

Esperamos que mejorara un poco el tiempo, fuimos hasta el punto turístico, recogimos nuestro mapa para la ruta y listos!

El camino es muy agradable y aunque nos encontramos con alguna piedra (que nos ha costado algún percance menor)

Image

y algo de barro, casi no tuvimos que bajar de la bici. Disfrutamos de unos paisajes increíbles y sacamos muchísimas fotos.

Image

Image

La flora muy variada

Image

Image

Image

Está plagado de buitres leonados y el silencio absoluto hacia resonar el aleteo de estos bichos. Que preciosidad…

Image

Parada para el bocadillo y vuelta atrás. Que día!

El segundo día decidimos hacer un poco de piragua y ahí descubrimos una cosa curiosa. Las hoces están llenas en verano y secas en invierno!  Así que antes de dirigirnos al río, nos acercamos todo lo que pudimos a la ermita de San Frutos en coche por un camino de barro y andamos un poco.

Image

Claro que en el invierno no había nadie en el río, más que algún hombre pescando y las truchas. Que belleza… definitivamente os lo recomiendo.

Dale una vuelta a tu destino:

Nuestro camping:
http://www.camping-riaza.com/

Anuncios